La puerta falsa de las adicciones

Se considera adicción a una enfermedad crónica y recurrente que se caracteriza por una búsqueda patológica de la recompensa y/o alivio a través del uso de una sustancia u otras conductas. Esto implica una incapacidad de controlar dicha conducta, dificultad para la abstinencia permanente, deseo imperioso de consumo, disminución del reconocimiento de los problemas significativos causados por la propia conducta y en las relaciones interpersonales así como una respuesta emocional disfuncional.

Al encontrarse bajo el influjo de la sustancia adictiva se genera un estado de bienestar y de escape de la realidad, sin embargo, es una puerta falsa, ya que este estado cada vez dura menos y se requiere de mayor cantidad de la sustancia para obtener la satisfacción, generando cada vez mas angustia y quiebre en la persona que lo padece.
Como consecuencia se presenta una disminución en la calidad de vida del adicto y de quienes lo rodean (generando problemas en su trabajo, en sus actividades académicas, en sus relaciones sociales y/o en sus relaciones familiares o de pareja).
Además del consumo de sustancias psicoactivas existen adicciones a procesos como la adicción al sexo, al juego (ludopatía), a la pornografía, a la televisión, al deporte, a las nuevas tecnologías (tecnofilia), a Internet y a las relaciones emocionales tóxicas (codependencia).

Para vencer las adicciones es necesario generar una realidad de la cual no sea necesario huir, llenando la vida de constantes satisfacciones para disolver la angustia y la ansiedad, evitando así una recaída.

Si estas atravesando por un problema de adicciones o alguno de tus familiares lo presenta, acércate con nosotros, podemos ayudarles. En Psicología Aplicada (http://https://www.facebook.com/psicologiaplicada/) tenemos un programa integral para el tratamiento de las adicciones y la codependencia. Haz tu cita hoy mismo.

ATAQUES DE PÁNICO, ¿QUÉ SON Y CÓMO MANEJARLOS?

¿Qué son?

Los ataques de pánico se reconocen por la dificultad para respirar, dolor en el pecho, manos sudorosas, sensación de irrealidad y taquicardia; pueden ocurrir a cualquier edad aunque tengas una buena condición de salud.

ansiedad+anticipatoria

¿Qúe hacer cuando aparecen?

  1. Relájate: Toda emoción está conectada con el cuerpo, así que trata de identificar las sensaciones que se generan en tu organismo y trata de eliminar la tensión.
  2. Respira: Inhala de una forma pausada, con respiraciones largas y concentra tu atención en tu respiración para que recrees una sensación de tranquilidad. Incluso, una bolsa de plástico o de papel puede ayudarte.
  3. Calma tu voz interior: Identifica qué es lo que te inquieta o te preocupa y trata de cambiar el tren de pensamiento. Piensa en algo positivo  que te ayude a mejorar tu estado de ánimo.
  4. Recupera la conexión con el presente: Párate firmemente contra el suelo, mueve tus piernas y concéntrate en lo que está pasando a tu alrededor. Puedes dar algunas palmadas rítmicas en las piernas, alternando las manos.
  5. Fija algunas metas: Tener objetivos por cumplir ayudarán a eliminar la incertidumbre y a olvidar la presión.

A través de la psicoterapia y la prescripción de algunos medicamentos se pueden tratar los ataques de pánico. En la primera, el terapeuta trabaja con el paciente  para exponerle poco a poco a situaciones que sean las causantes de la ansiedad y ayudará a tolerar los sentimientos de angustia.

En definitiva, si sufres de ataques de pánico, sientes que ya no puedes controlarlos, eres consciente de que afecta a tus relaciones interpersonales o a tu desempeño laboral, ha llegado el momento de pedir ayuda. En Psicología Aplicada podemos ayudarte.

2015-09.jpg

La memoria y los recuerdos

La memoria humana es la función cerebral resultado de conexiones sinápticas entre neuronas mediante la que el ser humano puede retener experiencias pasadas. Los recuerdos se crean cuando las neuronas integradas en un circuito refuerzan la intensidad de las sinapsis.

TDAH DEFICIT MEMORIA
 Estas experiencias, según el alcance temporal con el que se correspondan, se clasifican, convencionalmente, en memoria a corto plazo (consecuencia de la simple excitación de la sinapsis para reforzarla o sensibilizarla transitoriamente) y memoria a largo plazo (consecuencia de un reforzamiento permanente de la sinapsis gracias a la activación de ciertos genes y a la síntesis de las proteínas correspondientes).
La memoria humana, a diferencia de la memoria de los animales que actúa principalmente sobre la base de sus necesidades presentes, puede contemplar el pasado y planear el futuro. Respecto de su capacidad, se ha calculado el cerebrohumano puede almacenar información que “llenaría unos veinte millones de volúmenes, como en las mayores bibliotecas del mundo”. Algunos neurocientíficos han calculado que en toda una vida se utiliza solo una diezmilésima parte (0,0001) del potencial del cerebro.

Los recuerdos son imágenes del pasado que se archivan en la memoria. Esos recuerdos nos sirven para recordar algo o a alguien. Así mismo, los recuerdos también se definen como una reproducción de algo anteriormente aprendido o vivido, por lo que están vinculado directamente con la experiencia.

recuerdos-portada

Apectos para la mejora de la memoria:

  • La memoria funciona mucho más eficazmente cuando algo se aprende en un ambiente agradable y relajado. Todos sabemos que la memoria es selectiva y que recordamos mucho mejor las cosas agradables y apenas recordamos los malos ratos, acentuándose este efecto cuanto más antiguos son los recuerdos.
  • El elemento complementario y de signo opuesto al anterior es que la memoria funciona muy mal, llegando a confundir casi todo cuando nos ponemos muy nerviosos. Por lo tanto, es importante que determinadas discusiones se realicen con la máxima tranquilidad posible porque, de lo contrario, si los datos objetivos se empiezan a confundir, no hay forma humana de razonar o comprender las emociones.
 Investigadores de la Universidad de California-Irvine en Estados Unidos han conseguido implantar falsos recuerdos en algunas personas y comprobado que la memoria humana es muy fácil de engañar. Los resultados del estudio demuestran que bastan algunas sugestiones para fabricar falsos recuerdos.
No olvides que el ser humano vive de recuerdos ,pero nunca permitas que éstos traigan negatividad en vez de un buen sabor de boca.
Si detectas que algún recuerdo te afecta tus emociones, acércate con nosotros, podemos ayudarte a generar buenos pensamientos y que sólo mantengas recuerdos positivos.