El Abuso infantil

El Hechizo:

Los niños abusados se encuentran sometidos, además del abuso físico, a una coerción psicológica que algunos autores han nominado como “hechizo”.
El adulto trabaja en la mente de su víctima para encapsularla en sí misma y protegerse de que develen su delito; es un trabajo minucioso que se encarga de confundir al menor, haciéndolo sentir culpable, responsabilizándolo a por lo sucedido y chantajeándolo con amenazas de muerte a sus seres queridos si la información se devela.
En la mayoría de los casos el adulto es cercano al menor y no un desconocido; puede ser un miembro de la familia, un cuidador, un vecino, un profesor o una persona que tenga relación con la familia y acceso al menor.
A los niños que están sufriendo de abuso, bajo las amenazas y el lavado mental de los perpetradores, sólo les queda comunicar con sus silencios y sus comportamientos aquello que no pueden decir con palabras. Ayudemos a que encuentren su voz.
Si has pasado por esta situación o alguno de tus familiares está sufriendo de abuso, contáctanos, podemos ayudarte.